lunes, 24 de noviembre de 2014

EL TIEMPO

EL TIEMPO (por Lalo Monsalve)

Cuando te encuentras con alguien conocido en el ascensor, al que no tienes nada que decir y con quien no compartes absolutamente nada, lo habitual es empezar a hablar del tiempo.

Pues bien, eso mismo es lo que hace el Gobierno que padecemos. Como no tienen nada que decir, sobre todo Rajoy, al que no le gusta nada dirigirse al pueblo llano porque, sencillamente, pasa olímpicamente de todos nosotros, ya se han encargado de transmitir una consigna. Que en televisión se hable lo más posible del tiempo.

Así, cada noche en TVE, a las noticias de siempre le sigue, de manera inexorable, una larga perorata acerca del tiempo que hizo ayer, el que ha hecho hoy y lo que se avecina para los próximos días. Todo ello aderezado de una pléyade de imágenes multicolores, que representan isobaras por doquier, vientos de fuerza equis, la que sea, anticiclones varios, temperaturas máximas y mínimas, litros por metro cuadrado de lluvia, y hasta fotografías enviadas por personas de todos los confines de España.

A la primera la vienen emulando las demás cadenas, de manera que en horario prime time no hay posibilidad alguna de ver algo que merezca la pena. Ya he dicho en este mismo foro que a mí la tele me es algo completamente hidráulico, pero doy fe de que empiezo a odiar a tanto meteorólog@ y sus sucedáne@s.

La próxima vez que alguien quiera romper el hielo conmigo tratando de venderme la especie del tiempo que hace, le diré que ya no veo ni el telediario, para evitar tragarme toda una retahíla de datos que me importan un bledo. Y sigo sin entender la razón de que jamás nos den información del tiempo que hace en Portugal, país con el que compartimos nuestra piel de toro. Será que allí nunca hace ni frío ni calor, jamás llueve o hay sequía. A veces dicen algo de las Azores, quizás porque sientan morriña de aquel famoso y lamentable encuentro de aquellos líderes políticos de los que es mejor no acordarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario