martes, 19 de noviembre de 2013

LAS MANOS

LAS MANOS (por Larry Romántico)
 
Es posible que alguna vez le hayan leído las manos a usted, querido lector o lectora. La Quiromancia no es demasiado conocida, aunque se practica por todas partes. Sus detractores la consideran una estafa, un engaño y un fraude sistemático a las personas, víctimas incautas, que se dejan llevar por su credulidad o, simplemente, por la curiosidad. 
 
La palma de la mano nos muestra una especie de M, más o menos cerrada o abierta, estilizada o no. Algunos dicen que es la representación de la muerte, a la que todos y cada uno de nosotros estamos convocados "sine die". Otros dicen adivinar tanto el pasado como el futuro de una persona. Y muchos no ven más allá de algunos trazos que están ahí dibujados, por mero azar biológico.
 
Un día El Chico del Niki Rojo me contó algo sorprendente. Me dijo que se lo transmitió un santurrón al que conoció en un paraje de India, no muy lejos del Tíbet. La leyenda dice que si alguien, de cualquier país, raza o credo, cuyo nombre de pila comenzase por  la letra M, hubiera estrechado o cogido la mano, más de una vez en un solo día, de otra persona de distinto sexo, cuyo nombre de pila también tuviese como inicial una M, esas dos personas quedarán unidas cósmicamente para siempre jamás. Pase lo que pase y hasta el final de los tiempos. Al parecer, ya estaban predestinadas para encontrarse desde el comienzo del Universo.
 
Y ahora, sea o no usted partidario de la práctica quiromántica, o coleccionista de leyendas urbanas, si su nombre comienza por la letra M, le sugiero un pasatiempo: dedique un rato a hacer memoria para buscar compañeras o compañeros cósmicos. Le aseguro que no hay tantos como imagina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario