martes, 9 de julio de 2013

ENTREVISTA LABORAL

ENTREVISTA LABORAL (por Lalo Monsalve)
 
Centenares de miles de personas angustiadas acuden cada día a las empresas para afrontar una entrevista para acceder a un empleo.
 
Desde luego, las respuestas a las posibles preguntas del entrevistador tienen enorme importancia. Pero también la tiene la actitud de los candidatos durante la entrevista.
 
La revista Universia ha publicado una serie de recomendaciones respecto de lo que hay que evitar hacer o decir:
 
Hablar mal de tu jefe anterior o de la empresa en la que trabajaste.
Hablar de los tratamientos psicológicos o psiquiátricos a los que estás o estuviste sometido.
Mostrar que sólo te interesa el dinero que vas a ganar.
Ser prudente y no poner de manifiesto un exceso de confianza.
No focalizar tu intervención en aspectos extra-laborales, como las vacaciones y permisos.
No facilitar respuestas demasiado personales.
Ser concreto y conciso en las respuestas.
Revisar las cuestiones típicas que suelen plantearse en todas las entrevistas y preparar las respuestas. 
 
Si ya es difícil conseguir que te seleccionen para un puesto de trabajo, al menos no cometamos errores de bulto en nuestra conversación con el entrevistador. Sin olvidar que hay que templar los nervios todo lo posible y que el exceso de sinceridad, a veces, tampoco es conveniente.
 
Una vez acudí a una entrevista para trabajar en un banco. Después de un sinfín de preguntas que me parecieron un auténtico calvario, el individuo me preguntó por qué quería trabajar precisamente en esa entidad. Yo ya no pude aguantar más y le contesté que yo lo que quería era un empleo y que, desde luego, la ilusión de toda mi vida nunca había sido trabajar en un banco de chupatintas. Como es obvio, no resulté elegido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario