miércoles, 17 de julio de 2013

¿DIMITIR MARIANO?

¿DIMITIR MARIANO? (por Lalo Monsalve)
 
Si alguno/a de vosotros/as ha pensado en algún momento que, como consecuencia de la que está cayendo, Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno de España, presentaría la renuncia de su cargo, se equivoca de medio a medio.
 
En este país no dimite ni Blas. La decencia, la dignidad personal, la honradez, en fin, cualquier otra cualidad humana elogiable, nos obliga a que, cuando la cagamos, y encima nos pillan con las manos en el cajón o en toda la masa, hay que reconocer nuestra culpa, pedir perdón y asumir la pena que nos caiga.
 
Pero no. Mientras en cualquier país del Norte y Centro de Europa, un mínimo desliz de un político se paga, al menos, con la dimisión, aquí no hay manera de que renuncien a la poltrona y a tanto privilegio esta caterva de aprovechados y mangantes. No se marchan ni de coña. Se conoce que se saben protegidos por alguien o tienen instrucciones concretas de continuar en los cargos, pase lo que pase y hasta nueva orden.
 
La razón es muy simple: los que mandan no son ellos. Los que manejan los hilos de tanto títere son verdaderos maestros en el arte de dominar las finanzas; o sea, las sociedades en las que actualmente vivimos los que nos llamamos a nosotros mismos "desarrollados".
 
¿Qué pena no?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario