miércoles, 19 de junio de 2013

AROMAS PARA EL RECUERDO

AROMAS PARA EL RECUERDO (por Larry Romántico)

Nuestra memoria es increíble. Capaz de recordar los más mínimos detalles y de olvidar para siempre las experiencias más desagradables. Me gustaría indicaros algunos ejemplos de flavores percibidos durante la infancia y que están grabados a fuego en mi disco duro:

- el aroma de las manzanas reinetas recién recogidas del árbol
- el olor del espliego qu
emándose en la hoguera por San Roque
- el olor de los juncos recién arrancados de la tierra
- el aroma de las hojas de nogal
- el olor a carbonilla de las estaciones de tren de los pueblos
- el olor a tierra mojada después de una tormenta de verano
- el perfume de mi "seño" Mª José mientras me enseñaba a leer
- el olor a tinta de la pluma Parker de mi compañero Lisardo
- el olor del césped recién segado
- el aroma de la brisa cargada de sales cuando me acercaba a la orilla del mar

- el insuperable sabor de los flanes que hacía la abuela- el olor de los libros, cuadernos, lápices y gomas de borrar recién comprados
- el olor del serrín al entrar en una carpintería artesana

- el flavor de la primera cerveza con gaseosa ("manola") que bebí
- el sabor amargo de la despedida, el abandono, la derrota, el desprecio, la distancia o la traición


Se admiten otros comentarios que no sean de mal gusto, pues todos conocemos otros tipos de aromas únicos y desagradables, que no vienen al caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario